vscuadro.jpg (13541 bytes)

 
"Horacio consiguió, gracias a su gran
amigo Virgilio, la protección de
Mecenas, y en la Villa Sabina que
éste le regalara, se dedicó, alcanzada
ya la serenidad de ánimo, a la composición de versos de mayor
elevación moral y estética"

   

  

  
    Inspirados en este concepto, hemos creado nuestra Villa Sabina (www.cayomecenas.com),
  donde esperamos, los artistas encuentren la tranquilidad necesaria para evolucionar hacia una
  obra superior, alentados por quienes nos visiten.

    Nos preguntábamos al iniciarnos en la red: "¿Será esto una Utopía?" Hoy, después de varios
  meses, afirmamos, casi con seguridad, "Felizmente esto es una Utopía". Para justificarnos leemos
  a Eduardo Galeano:
           "La Utopía está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja
             dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá.
             ¿Para qué sirve la Utopía? Para eso sirve: para caminar ..."

             (Nunca te rindas, V&R).

   Nuestra Villa Sabina está abierta a todos, los invitamos a participar, y desde ya, quedamos
  agradecidos por su colaboración.
        

 

         

mcuadro.jpg (24063 bytes)

Mecenas presentando las Artes al Emperador Augusto
Giovanni Battista Tiepolo
1696-1770


     
     Cayo Cilnio Mecenas, favorito de Augusto, de quien fuera amigo cuando estudiaba en Grecia.
  Cuando este fue Emperador, rehusó toda clase de honores, aunque con frecuencia quedaba
  encargado de la administración del Imperio, durante la ausencia del soberano. Empleó su
  valimiento y sus inmensas riquezas en favorecer las Letras y las Artes, y protegió, entre otros, a
  Virgilio, Horacio y Propercio, murió en el año 8 antes de Cristo. Gracias a la ayuda dispensada
  por Mecenas, su nombre ha pasado a la posteridad como sinónimo de generoso protector de
  las Artes. Nuestra intención es dar a todos los artistas la posibilidad de la difusión de sus obras,
  con la esperanza que nuevos Mecenas aparezcan en la historia, emulando a aquel de hace más
  de dos mil años.