Recorriendo Argentina
MISIONES: Un Paseo Obligado hacia las CATARATAS DEL IGUAZU

Vilma Muises

Una visita muy interesante y que, en mi opinión, el turista no debe pasar por alto, es un paseo por la provincia de Misiones. Esta provincia se encuentra en el noreste argentino entre los ríos Paraná y Uruguay; limita al norte y este con Brasil, y al norte con Paraguay. El visitante puede llegar por avión hasta Posadas (capital de la provincia de Misiones) y allí rentar un automóvil o contratar una excursión.



Cataratas de Iguazu, foto: Francisco Villarreal
Hay muchos sitios de interés para conocer en Misiones a través de su carretera ondulante, ya que se han respetado los movimientos naturales del terreno. La tierra en esta provincia es colorada y esto da un tono muy especial al paisaje. El clima subtropical y la tierra rica en hierro hacen que esta región sea única en el mundo para desarrollar las plantaciones de yerba-mate (infusión considerada bebida nacional), además de plantaciones de tung de cuyas semillas se fabrican aceites para barniz. También es prolífica en minas de oro, plata, mercurio y carbón sin olvidar los bellos yacimientos de piedras semipreciosas.

Una visita valiosa, en lo que a historia se refiere, es la población de San Ignacio. Allí se encuentra una de las famosas ruinas de las Misiones Jesuíticas que se establecieron en estas regiones entre los siglos XVI y XVII. Es necesario hacer un poco de historia para comprender la importancia de la presencia de los Padres Jesuitas. En aquella época no sólo existía el tráfico de negros sino, también y casi en mayor cantidad, el vandalismo de la caza de indios guaraníes, los cuales eran perseguidos y esclavizados por los mismos Encomenderos. Con el establecimiento de los Padres Jesuitas se organizan las Misiones, donde el indio y familia que se inscribían en ellas eran educados en la doctrina cristiana, y se les enseñaba a trabajar la tierra y a vivir civilizadamente. Los indios registrados en las Misiones eran libres mientras viviesen y trabajasen en el territorio sacerdotal. Es decir, su libertad estaba condicionada a vivir de por vida bajo el gobierno de los Padres misioneros. Fue criticada esta política, pero ¿qué libertad podían tener fuera de las Misiones si sólo eran vistos como esclavos indígenas, si todavía no existía un orden social? Todas las enseñanzas, incluidas las misas, se inculcaban en idioma guaraní ya que los Padres Jesuitas, aprendieron perfectamente esta lengua antes de evangelizar en el nuevo mundo.

Siguiendo con nuestro itinerario, en este mismo poblado, podemos visitar la casa del escritor uruguayo Horacio Quiroga, quien vivió y asimiló las costumbres y leyendas de la selva sudamericana. En su amplia colección de cuentos: "Anaconda", "Cuentos de la Selva", "Cuentos de Amor, Locura y Muerte", etc. se conjuga lo fantástico con lo real.

 

Logo3.jpg (1650 bytes)
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores -  Misceláneas - Parvulario - Graffiti
Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos
Ediciones Anteriores 
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario
Copyright © 2000/2007  cayomecenas.com  - Todos los derechos reservados.