LOS FENICIOS, SUS DIOSES Y SUS MITOS

Raphaël Mari Caselles

 

Tiro fue la ciudad-estado más sobresaliente, mantuviendo su hegemonía a lo largo de más de doscientos años (del año 1000 al 774, antes de nuestra Era), posiblemente porque HIRAM I, destacado soberano, se asoció con otros regentes de las tierras fronterizas. Llevó a su pueblo a la prosperidad, ampliando el intercambio de mercancías con otros pueblos y ampliando el comercio. Todo ello, a lo largo del tiempo, produjo varias consecuencias, tanto a nivel social como mítico.

               
        Anfora fenicia siglo IV-II a.

Fenicia entera sufrió el asalto y posterior conquista, de un gran número de caudillos, siendo, sin duda alguna, Alejandro Magno el más poderoso. La ciudad-estado de Tiro opuso una gran resistencia, en todo momento, a sus asaltantes, tanto así que el ejército persa se vió obligado a sitiar dicha ciudad a lo largo de más de siete meses. Y aun después de conquistada, Tiro fue el germen de la fundación de otra ciudad que, si hemos de prestar atención a los historiadores, opuso resistencia a invasores tan poderosos como los romanos. Dicha ciudad se llamó Cartago, nombre que significa “Ciudad Nueva”. Se hallaba situada en el otro extremo del mar Mediterráneo, asentada en la zona norte del territorio africano, próxima a las Islas de Cerdeña y Sicilia, y cuyos vestigios pueden ser visitados, aún, en la actualidad.

RITUALES:

Parece más que probado que sacrificaron a sus dioses vidas humanas. Se dice que sacrificaban sus niños a MOLOC, cuyo significado es “Rey” y que era un dios que fue introducido por los semitas, quienes le rendían culto y adoración. MOLOC fue pronto asimilado por los Fenicios, quienes quemaban criaturitas para hacer contento a su “dios”.  En una obra titulada “La rama dorada", su autor dice:” Los niños eran colocados en las manos de bronce de una imagen con cabezas de ternero, desde las que se deslizaban dentro de un horno encendido, mientras la gente bailaba al son de flautas y panderos para ahogar los gritos de las víctimas que se quemaban”

Lugar de Sacrificios

PADRE DE LOS AÑOS:

Los dioses fenicios se distribuyeron de acuerdo a un criterio riguroso, generalizado, y relacionado siempre con el poder.

Primeramente, aparecían quienes tenían los atributos del dios supremo, al que se le conocía, genéricamente, como “EL”. Después Venía “ BAAL”, considerado como un símbolo del señor, seguido por “ MOLOC “, que era reconocido como soberano y rey. Le seguía a continuación “ADON”, con los distintivos de amo y señor, en tanto que en otro lugar surgía la señora, gran dama por excelencia, y cuyo nombre genérico era “BAALAT".

De acuerdo con las grabaciones cuneiformes en las tablas de arcilla halladas en Ras Shamra, los atributos de "EL"  eran muy diversos.  Era la primera de las deidades, no habiendo existido antes que él ninguna otra generación de dioses y así, ocupaba el puesto superior en la jerarquía de los dioses.


          Monedas fenicias

Se le asoció con el astro-rey, es decir, con el Sol, siendo adorado, desde tiempo inmemorial, por varios pueblos de etnia semita. Estaban sometidos a “ EL “ pueblos enteros; en tanto la tierra le debía su fertilidad, los océanos, mares, rios y manantiales, el agua”. “ EL “ distribuia el tiempo, y por ello era conocido como el “PADRE DE LOS AÑOS “.  De acuerdo con la leyenda, su morada se hallaba bastante cercana a la desembocadura de los grandes rios que la propia deidad dotó de su caudal. Sin “ EL“ no hubiese habido, decían, ni mañana, ni tarde, ni noche, ni tampoco días o años. Todo, pues, estaba bajo el control de “ EL “.

TANIT, DIOSA DEL AMOR:


Ex-voto de la Diosa TANIT, hallado en Ibiza(Baleares)

TANIT fue otra de las deidades que la mitología de los cartagineses consideró en grado sumo. El paralelismo con algunas diosas griegas se ha hecho patente en cualquiera de las explicaciones que, acerca de este mito, se han dado a través de la Historia. Se la ha comparado incluso con la diosa HERA–esposa de ZEUS, de acuerdo con la mitología clásica-, ya que los cartagineses la adoraron como reina de los dioses, y así, la reconocían como esposa del gran BAAL HAMMON.   TANIT fue considerada como la personificación del planeta Venus y, por tanto, simbolizaba el AMOR y el AFECTO: Así, recibía también el nombre de ASTARTE, diciéndose de ella que era la cara de BAAL. A éste se le representaba como un venerable anciano de larga barba blanca y semblante rígido. Quizás por esa seriedad del anciano BAAL, los cartagineses introdujeron en su panteón mitológico, la figura delicada y siempre risueña, de TANIT, la diosa del AMOR.

En contrapartida, en Fenicia se adoró también a una deidad de aspecto anodino y porte poco elegante. Lo llamaban BES y era representado como un ser casi enano, panzudo y rechoncho; los cartagineses colocaban, frecuentemente, la efigie de la deidad en la proa de los navíos.

TANIT fue hallada en las Islas Baleares, en donde, aun hoy, se le rinde culto.

 

Logo3.jpg (1650 bytes)
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores -  Misceláneas - Parvulario - Graffiti
Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos
Ediciones Anteriores 
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario
Copyright © 2000/2007  cayomecenas.com  - Todos los derechos reservados.