EL HIPOPOTAMITO

Diego Remussi

El aviso decía que había nacido un hipopótamo en el zoológico. 
Las promociones incluían un simpático concurso para ponerle 
nombre al hipopotamito.


Laura insistió bastante para ir a verlo. Por fin convenció al papá. Fueron juntos una tarde de sol. El zoológico estaba lleno de gente. Ya en la entrada tuvieron que esquivar vendedores de maní y pochoclo, de globos y hasta fotógrafos que ofrecían unos ponys arreglados para la ocasión.

Laurita, curiosamente, no estaba interesada por tanto alboroto. No pidió globos, ni golosinas. Sólo quería ver al hipopotamito. Y más ganas le dieron cuando vio que en el ticket de la entrada venía impreso el dibujo de la mamá con su hijito.

                                               Dibujo:  Carolina Pérez



Pasaron de largo la jaula de los monos y de los leones. El papá había comprado galletitas que tuvo que guardarse en el bolsillo. Intentó darle de comer a los patos pero esto los demoraba y la nena quería llegar hasta el hipopótamo.

Por fin estuvieron frente a la jaula-pileta. La gente se apoyaba tratando de ver al recién nacido.


    Dibujo: Carolina Pérez
El papá subió a Laurita en sus hombros y le pidió que 
le contara lo que veía. Luego de un rato de silencio, 
la nena pidió que la bajara.

- Mirá, papá - dijo en su lengua graciosa de jardín 
de infantes  - Yo no vi ningún bebé.
- ...
- El único hipopótamo chiquito es uno que anda por 
ahí, caminando lo más campante.  Y te digo algo más 
- dijo, bajando la voz - es más grande que yo. 

 

 

Logo3.jpg (1650 bytes)
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores -  Misceláneas - Parvulario - Graffiti
Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos
Ediciones Anteriores 
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario
Copyright © 2000/2007  cayomecenas.com  - Todos los derechos reservados.