ENTREVISTA EXCLUSIVA A JUAN GIORDANO

Por:  Susana Weingast

 

Esta ciber-entrevista fue realizada en el mes de Octubre de 2000 por la artista plástica Susana Weingast (SW) al escultor y artista plástico Juan Giordano (JG)

SW--- ¿Cuándo comenzó a pintar, a dibujar, o con la escultura?

JG--- Dibujo desde chico, y durante un buen tiempo me dediqué a hacer cómics en distintas publicaciones, el acercamiento a la pintura fue relativamente casual, buscando en que ocupar mi tiempo, a los dieciséis años entré en un taller de pintura de la Municipalidad de Santiago de Chile, donde residía.  

SW--- ¿Qué es lo que lo decidió a dedicarse al Arte?

JG--- Ese taller influyó de tal manera en mi vida que dejé de lado la física, y postulé para ingresar a la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad de Chile, (donde me dieron la Beca de Excelencia Académica). Allí, durante el primer año tomé contacto con distintas formas de expresión, entre las que me atraparon el grabado y la escultura.

Sin embargo,  no fue hasta que (nuevamente en Buenos Aires) ingresé al taller del escultor y pintor Fabián Galdamez, que descubrí en la escultura el medio de comunicar mis ideas con mayor fluidez.

SW--- ¿Qué maestros, ya sea en sus estudios, su trayectoria, siente que lo influyen?

JG--- Cuando entré al taller de Fabián Galdamez, lo hice pensando en mejorar mi técnica de dibujo, pero él no tardó demasiado en ponerme ante la tridimensionalidad, con el tiempo, y ya convertido en su ayudante, su influencia era tan evidente como fundamental (ver escultura Florencia).

Al dejar su taller sentí la necesidad de reforzar mi propio léxico, y busque en los maestros europeos el respaldo que no encontraba en el arte latinoamericano. Rodin, Bourdelle, Miguel Angel, Maillol, entre otros, a través de sus obras, influyen en mi manera de encarar el trabajo escultórico.

SW--- ¿Qué otras influencias tiene en cuanto a la historia del Arte?

JG--- En cuanto a mi pintura, gracias a la cercanía con mi amigo y pintor Oscar Villalón (con quien compartimos, en Chile, taller y salas de exposiciones) los realistas definieron mi manera de pintar, y si bien admiro a maestros como Vermeer, Fragonard, Rembrandt, Leonardo da Vinci, Alphonse Mucha, entre otros, creo que Velazquez y Goya son mis mayores influencias pictóricas, sin desconocer el placer que me producen los cuadros de Modigliani, Hooper y Dalí.

Entre las pocas influencias argentinas que creo tener, aparte de mi maestro, están Rogelio Yrurtia, Alfredo Bigatti, Mariano Pages, Leopoldo Presas, Eduardo Faradje entre otros.

SW--- ¿Realiza investigaciones en cuanto a temas o técnicas?

JG--- La investigación y el estudio son, sin lugar a dudas, la parte más importante de mi trabajo como artista plástico. Estoy convencido de que al momento de realizar una escultura, un cuadro o un dibujo, el trabajo previo es absolutamente fundamental, tanto en lo técnico como en lo referente al tema de la obra.

Estudio no solo de los libros, sino también de los museos y las galerías, y del contacto con otros artistas.

La investigación sobre técnicas tanto escultóricas como pictóricas parten de una necesidad de perdurabilidad de la obra, así, al hacer patinas, o al preparar la tela para pintar, me interesa que el resultado visual se vea acompañado de una correcta utilización de los materiales, haciéndose imprescindible manejar ciertos conocimientos de química y física.

SW--- En el desarrollo de los temas, en las distintas técnicas en la que Ud. trabaja, desea marcar un lenguaje

JG--- La investigación sobre el tema de la obra la desarrollo a partir de una clara percepción de lo que se quiere decir con cada trabajo en particular, luego la investigación se centra en el análisis de la pose más adecuada para lograr la claridad del mensaje, y, llegado el caso, el estudio del "entorno conceptual" de la cosa a representar, es decir, época, estilo, historia y psicología.

SW--- En su forma de expresión, ¿qué es lo más importante?

JG--- Lo que principalmente me interesa cuando hago una escultura, o un dibujo, o una pintura, es que la idea que quiero transmitir llegue al observador de la manera más clara posible. De allí que el estudio de los distintos medios de expresión es indispensable para que la forma del mensaje sea la más adecuada.

Es por eso que, si bien en la escultura encuentro generalmente la manera de expresar cabalmente lo que quiero comunicar, trato de enriquecer mi léxico incursionando en el dibujo, el grabado, la pintura y la literatura.

SW--- ¿La imagen es fuerte para impactar al espectador?

JG--- Me interesa que el espectador no se sienta indiferente cuando mira mi trabajo, algunas veces apelando a emociones o instintos, y otras, tratando de provocar el comienzo de un diálogo intelectual, es decir, cada obra tiene una "intención" propia y me importa tanto el corazón como la mente del que las observa.

SW--- ¿Por qué usa el efecto de color en las esculturas?

JG--- En la época en que estaba en el taller de mi maestro, el color era solo un detalle menor, muchas veces solamente decorativo, eran piezas generalmente monocromas, y usaba los azules y los verdes simplemente porque eran colores que me gustaban.

Después descubrí que, sobre todo con el cemento (donde la cantidad de efectos de pátinas es sumamente amplia), lograba "desconcertar" al observador, que no sabía si se encontraba ante un bronce, una piedra, una madera u otro material.

Pero con el tiempo he descubierto que al acercarme a la policromía lo hago con una intención cercana al realismo, y que muchas veces el color aplicado adecuadamente ayuda al volumen a comunicar el asunto.

SW--- ¿Le gusta hacer muestras?

JG--- Si y no, las inauguraciones de las muestras suelen ser, al mismo tiempo, el momento más esperado y el más espantoso para un artista, porque, si bien es allí donde las obras llegan a la mayor cantidad público, al mismo tiempo se exhibe tanto la obra como el artista.

Los que están cerca de mí en los días y horas previas a mis inauguraciones suelen soportar mi malhumor con estoicismo, pero el poder mostrar cada año una compilación de mi trabajo, y el constatar el efecto que éste tiene sobre el público siempre me ha dejado un “saldo” emocional positivo.

SW--- Cuente alguna anécdota de su carrera...      

JG--- En Noviembre de 1994 yo estaba en Santiago de Chile de vacaciones, y unos días antes de volver se me ocurrió pasar por las galerías para dejar carpetas de fotos, en la Galería Bucci, muy amablemente miraron mi trabajo y me dijeron "nos gusta mucho, te damos nuestras salas absolutamente gratis... el tema es que la fecha libre que tenemos es en diez días...". Acepté la invitación de inmediato, sin decirles que toda mi obra estaba en Buenos Aires.

En esos diez días, volé a Buenos Aires a embalar las piezas que estaban listas al tiempo que retocaba o terminaba otras, mientras, en Chile, mis amigos preparaban las bases para las esculturas y los marcos para los cuadros y se imprimían los catálogos que había diseñado horas después de salir de la galería.

Llegué a Santiago de Chile un día antes de la inauguración, sin haber terminado completamente los trámites de viaje y seguro de las obras. Al día siguiente realicé el montaje, terminando un par de minutos antes de que la galería abriera sus puertas al público, que gracias a una inesperada y rápida difusión, había acudido en cantidad increíble.

 

Copyright 2000 © Susana Weingast -  Todos los derechos reservados.
Permitida su reproducción parcial o total, sólo con el nombre de la autora y su correspondiente aviso a la misma.

 

 

Logo3.jpg (1650 bytes)
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores -  Misceláneas - Parvulario - Graffiti
Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos
Ediciones Anteriores 
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario
Copyright © 2000/2007  cayomecenas.com  - Todos los derechos reservados.