SONETOS

Jorge Carrasco


EN RETIRADA

 


LA MANO HACIA QUIEN PIDE

 

A Alejandro Magno quiero: soy Mardonio.
A un tal Catón persigo: soy Cartago.
Prisa tengo en causarme mil estragos
con el más pérfido de los demonios.

Dadme un Judas con su confuso beso.
Dadme, para mi Esparta, un Esfialtes.
Soldado en Waterloo de Bonaparte,
zar frente al bolchevique rojo preso,

Darío, arduo, huyendo del macedonio.
Todo eso soy en retirada y no amago:
de esta suerte no me hurtan ni los rezos. 

¿Qué hace sin la guerra un lacedemonio?
¿Y qué sin las uñas el fiero endriago?
De las balas me escudo con mis sesos.

Peor ataque no hay, mayor violencia 
que no tender la mano a quien pide,
ni peor paz que la de quien decide
no dar al pobre un palo de insurgencia.

Fácil es admirar el arte y la ciencia,
respetar las leyes con que Dios mide
los actos y las rectas de un Euclides.
El pobre sólo estudia su indigencia.

De piojos, sarnas, hambres sólo sabe
y su pie de espinas y cortaderas.
La ley es remedio de un mal extraño.

Pan, himno démosle, refugio y llave
para abrir el mundo y sus canteras. 
Y ley para guardarse del engaño.

 

Logo3.jpg (1650 bytes)

Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario - Graffiti  

Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos

Ediciones Anteriores:
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario

Copyright © 2000/2007 cayomecenas.com - Todos los derechos reservados.