INOCENCIA

Marcia Reverón


Érase una vez una mariposa que en su vuelo hacia el infinito, se sintió atraída por una ciudad y la gente que habitaba en ella.

Decidió acercarse y encontró que sus habitantes eran todos niños, allí reinaba la felicidad y la alegría.

Como sentía mucha curiosidad se detuvo a ver si lograba conversar con ellos.


Animación y dibujo:  Francisco A. Villarreal


Gentilmente se posó sobre una rosa a observar, un pequeño grupo jugaba en un hermoso jardín, entonces se dio cuenta que estos niños no eran como los otros que ella conocía… eran de gelatina, tenían diferentes colores y para comunicarse entre ellos en vez de hablar tocaban un pequeño instrumento musical, cuyo sonido la dejó encantada.

En ese momento uno de los niños noto su presencia y quiso tocarla… muy asustada trato de volar, pero el niño le canto y en su canto le decía: no te asustes… que nosotros los niños de Júpiter, amamos la naturaleza, damos la bienvenida a todo el que se nos acerca… puedes quedarte si así lo deseas, pero primero tendrás que conocer nuestro secreto para la felicidad… si lo compartes, podrás permanecer.

¿Cual podría ser ese secreto?

El secreto dijo: es no detenerte ante nada, nunca dejar de ser niño, brillar en la luz del creador.

 

Logo3.jpg (1650 bytes)
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores -  Misceláneas - Parvulario - Graffiti
Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos
Ediciones Anteriores 
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario
Copyright © 2000/2007  cayomecenas.com  - Todos los derechos reservados.