POEMA PREMONITORIO

Araceli López Gallardo


La grasa que se esconde en tus arterias,
ha vencido a tu risa cotidiana,
no recuerdas... no recuerdas ni sus nombres
y de horizontes perdidos es tu mirada.
Hay un juego de celestes y de soles
De trapecios, equilibrios y caída
Esos sueños de muy niña se confunden
Te arrancan una sonrisa y una huída.
Un canto que te arrulla en esas tardes,
Cuando sientes las caricias de tu madre
En que miras el frío aposentarse
Sonriendo muy lejana al cobijarte
En los invisibles brazos de tu padre.
Estás volviendo al rincón de los juguetes,
A los naranjos, al olor de madrigales
Vas corriendo, pelo al viento sonriente,
Con tu perro que da saltos en el aire.
Hoy le das de comer en tu manita,
Y le riñes por el lazo que no suelta
Por las muñecas rotas que te trae,
Y los saltos en la ventana que está abierta.
Hoy, te miran los ojos de los niños
Que van saliendo poco a poco de la escuela,
Se te ríen y ni siquiera por un momento,
Ni siquiera por un instante te das cuenta,
de que, no están ni tu padre ni tu madre
de que el perro ya no corre por tus huellas,
hace mucho que han partido al infinito
hace mucho que estás sola y desatenta.
Es la grasa que se esconde en tus arterias
Que ha vencido a tus ojos de cometa.


 

Logo3.jpg (1650 bytes)

Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario - Graffiti  

Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos

Ediciones Anteriores:
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario

Copyright © 2000/2007 cayomecenas.com - Todos los derechos reservados.