YO ESTABA EN UNA CAJA

Walter Alberto Lalia

Todo tiene un momento de furor, Yo viví uno de esos momentos y fue de esta manera.

Pasaban, preguntaban por mí a cada rato.

Me clonaban incansablemente, porque me pasaban a buscar día tras ida,

Y las cantidades iguales a mi no alcanzaban para abastecer la demanda.

Yo me sentía el mejor del mundo y hasta podría decir necesario, 

Lucia un traje espectacular, las miradas que pasaban por el lugar, todas enfocaban 

Hacia mí como si yo fuera el centro del universo.

Me amaban, me cuidaban e inclusive me llevaban a pasear casi siempre.

Yo estaba orgulloso de aquellos que me rodeaban.

¡Estaba tan feliz!, Mi vida comenzaba en el instante que salía de esa caja tan incomoda.

Y me posaba en las manos de esos niños, era ahí en ese instante cuando

Verdaderamente invadía el mundo de mi sueño.

Un día el lugar, que me había traído a este mundo, comenzo a andar en decadencia.

Tenían que inventar algo rápido, para que las cosas tomaran nuevamente el rumbo afortunado.

Estaban perdiendo, las ganancias, se iban a banca rota. Hasta que llegó la idea que los aria aun más famosos y ricos. Un modelo diferente y más sofisticado.

Fue así como hoy estoy como estoy.

Aquí en un estante tan solo, apartado de mi amo.

Él dedica la mayor parte de su tiempo, en cosas nuevas, y juguetes espléndidos.

Ya casi no me recuerda, las horas son cada vez mas largas, entre el contacto con él.

Mi ropa ya no luce esplendorosa, ya no estoy feliz, mi rostro cubierto por el polvo de la casa Casi ni se nota.

Ya mi dueño sé fue. Paso el tiempo y estoy en una caja, ya no es incomoda, como la primera, si no que es un típico desastre, porque estoy apretujado por otros compañeros míos, que les faltan brazos, ojos, ruedas otros están sin pilas, sucios y casi irreconocible.

¿Este será mi final?.

No, no lo fue, porque Dios se acordó de mí, llego el día del niño y mi dueño, casi irreconocible por el paso de los años, tomo su caja abandonada, con todos nosotros y nos llevo hasta un lugar lleno de chicos, que parecía que nos estaban esperando, ellos con sus manitos, casi desesperados abrieron la caja, con unas ansias incontrolables.

Nos tomaron entre sus manos, nos limpiaron nos acomodaron y fuimos sus mejores regalos, mejor dicho los únicos.

Nací de nuevo, ahora vivo aquí, en este lugar casi tan feliz como antes, y puedo decir que hasta me están valorando más. 

Por eso yo un simple juguete, un muñeco, les quiero dejar un mensaje de vida.

Nunca es tarde, nunca es una situación irreversible, nunca desesperen, siempre abra una nueva oportunidad.

Mensaje: Preocupémonos para lo que le paso al muñeco no nos ocurra a nosotros, ni a nadie que queremos, tambien miremos este mensaje, que aveces lo que ya a nosotros no nos hace falta, otros lo están deseando.


14/8/05

Logo3.jpg (1650 bytes)

Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario - Graffiti  

Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos

Ediciones Anteriores:
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario

Copyright © 2000/2007 cayomecenas.com - Todos los derechos reservados.