SONETOS

Victor Corcoba Herrero

 

HUÉRFANOS DE AMOR

SI NADA SE AMA, NADA SE ES

 

Pido sentir los latidos del mar
y en su vivo perfume amanecer, 
para ser brisa de amor en el ser
y paz en las ciegas noches cantar.

Ni el odio, ni la fuerza, han de pasar;
ni bombas, ni balas, deseo ver;
los arsenales han de fenecer,
para que la vida vuelva a triunfar.

Sólo el albor es salve para el alma,
armónica armonía que nos revive, 
en la sombra asombrosa de la calma .

En la calma se colma el alma, y vive
donándose, como luna en la palma 
del cielo y como sol que amor recibe. 

 

El amor es una brisa que brota 
de las entretelas, un fuego vivo.
No tiene medida, es un rayo activo
que activa la donación sin derrota. 

Como el agua, el etéreo amor trota
de verso en verso, el amante cautivo
de la amada, nada es menos nocivo,
porque sí el amor germina, se nota.

Se nota y se registra en la mirada.
Se agita y se siente en el corazón.
Todo se soporta, nadie se enfada.

Porque el amor es un caparazón
transparente, como luna encantada, 
donde la entrega es la única razón. 


       

Logo3.jpg (1650 bytes)

Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario - Graffiti  

Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos

Ediciones Anteriores:
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario

Copyright © 2000/2007 cayomecenas.com - Todos los derechos reservados.