JEAN-BAPTISTE CAMILLE COROT

Ana Maria Nemi G.
(seudonimo Macarena Vega Iriarte)


Pintor francés, nacido en París en 1796, conocido sobre todo por sus paisajes realistas y románticos. Del pintor de paisajes académicos, Víctor Bertín aprendió los principios de composición clásicos, que caracterizan los paisajes sosegados y bien estructurados que pintó entre 1825 y 1828, en Italia. Pronto asimila el estilo de Poussin y copia numerosos cuadros de maestros holandeses del siglo XVII.
Sus primeras obras, como El puente de Narni (1827) y Forum, (1826) ambos en el Museo del Louvre, se caracterizan por una composición diáfana y marcada, por una gran fidelidad al detalle y por una captación inmediata de la luz y de los estados cambiantes de la atmósfera.

Presencia habitual en los Salones de Otoño, a principios de 1830 se decantó por una temática más modesta, aunque sin apartarse del paisajismo o el retrato (Jinete del caballo blanco, 1833).

Su obra anuncia el impresionismo. Desde 1828 hasta su muerte, Corot vivió en París. Durante los meses cálidos del año recorría Europa haciendo pequeños esbozos al óleo. Por influencia de los pintores de la escuela de Barbizon, consigue una representación de las formas algo evanescente, ligada a la plasmación de la atmósfera. Su inmediatez de visión, la luminosidad propia del "plein air" y la monumentalidad constructiva de sus paisajes es lo que más influye en los paisajistas posteriores, fundamentalmente en los impresionistas. El Puente de Narni (1826), en el Louvre, es una de sus mejores obras.

Desde el principio, Corot prefirió los espacios abiertos, esbozando lo que veía y aprendiendo de su propia experiencia. Corot constituye un caso aislado y sorprendente, que tuvo influencia neoclásica, pero que optó, al mismo tiempo, por la libertad de la espontaneidad ante el paisaje, abandonando poco a poco la factura lisa y prefiriendo la técnica más suelta de la pintura al aire libre.

Durante el invierno trabajaba en su taller, en grandes obras de salón de tema bíblico o histórico. En 1850, tras haber logrado un gran éxito de crítica, comenzó a vender su obra. Después, sus paisajes se fueron convirtiendo en creaciones más imaginarias, bañados por una vaporosa atmósfera romántica conseguida a través de tonalidades plateadas y pinceladas suaves. Ejemplos de este estilo que le haría famoso, son las versiones de la Villa de Avray, lugar donde vivía, y Recuerdo de Mortefontaine (1864, Museo del Louvre). Regresó a Italia, momento a partir del cual fue matizando su paleta para captar con suave lirismo la textura luminosa de amaneceres y crepúsculos, en una especie de romanticismo calmo y reposado cuya técnica de pincelada corta anuncia el impresionismo (La danza de las ninfas, 1850). En esta última etapa, la pintura de Corot alcanzó un supremo equilibrio entre idealismo y realismo, que se tradujo en obras maestras tales como Mujer de la perla (1868-1870) o Mujer en azul (1874).

Aunque tendía a repetir el estilo con el que había alcanzado el éxito para satisfacer las demandas populares, también pintó obras tan extraordinarias como El campanario de Douai (1871), (Museo del Louvre) en el estilo clásico de su primera época. No faltan en su obra los retratos y los estudios de figuras humanas. Corot gozó del favor del público y oficial, y los grandes escritores de la época como Baudelaire o Gautier le dedicaron artículos elogiosos. Fue un hombre sencillo y generoso con sus amigos y alumnos, tanto en lo que se refiere al dinero como al tiempo, lo cual le valió el sobrenombre de père Corot (padre Corot). Murió el 22 de febrero de 1875 en París. 

 

Logo3.jpg (1650 bytes)
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores -  Misceláneas - Parvulario - Graffiti
Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos
Ediciones Anteriores 
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario
Copyright © 2000/2007  cayomecenas.com  - Todos los derechos reservados.