LA ROSA DE LAS NUBES

Olga Ortiz

 

Elena tenia un rosal, con rosas de variados colores.
Todo aquél que pasaba, se detenía, admiraba, tanto que se sentía las ganas de tocar, cada una de las hermosas rosas.
Pero hasta las manos se detenían, con temor a destruir la belleza. Sólo se llevaban las fragancias.
De todas las variedades de rosas, para Elena, una especie era su preferida, las de color amarillo.
Estas captaban y atrapaban al rocío, que permanecía sobre sus tiernos pétalos, como lágrimas de una Madonna.
Elena le hablaba, le contaba sus intimidades existenciales, sencillas, pueblerinas, pero muy suyas, al fin.
A veces, la rosa amarilla se movía, cuando su sueña estaba en esos instantes de serenidad y diálogo con élla.
Era como si la entendiera.
Se había conformado una dualidad de vida.
Elena vivía sóla, ya no muy joven, pero erguida, activa, y muy querida por los pobladores de su villa.
El vivir sola, había pasado a la historia, desde que tenía su rosa, era su amiga su confidente. En realidad la compañía la penetraba hasta lo profundo de su espíritu, y así pasaban sus días...apacibles, como un sueño.
Una mañana, como todas las mañanas, se levantó, y fue directamente hasta su jardín, para ver y saludarla a su rosa amarilla.
No estaba, ni rastro de élla y de su tallo.
Elena lloró, se desesperó, la llamó. Extendió sus manos hacia el cielo, pidiéndole a Dios, que la volviera al jardín.
Nada. Quedó postrada, de rodillas, con sus manos extendidas.....
Y de pronto, empezaron a caer sobre su cuerpo, pétalos amarillos, húmedos de rocío.
Levantó la vista, y vió a su rosa suspendida entre pequeñas nubes, y escuchó su voz.....
No podía entender qué sucedía. Hasta que la voz se fue haciendo más aguda y audible.....
¡¡¡¡¡MAMÁ, yo soy tu hija!!!!.- Cómo?.....Si fallecistes muy pequeña.
Sí, pero volví como tu rosa amarilla.
Elena estalló de alegría, y le preguntó, volverás al jardín?
Nó, estaré aquí en las nubes, y todos los días, recibirás como testimonio de mi amor, los pétalos de mi ser.
Ahora soy la rosa de las nubes...


Nacida el 2 de noviembre de 1940, en la Ciudad de Corrientes, República Argentina.  Egresa con el título de profesora de Historia del Arte en la Academia Josefina Comté-1958.-  Obtiene el título de profesora de dibujo y pintura, en la misma Academia y mismo año.  Luego de Egresar de la Escuela Normal Nacional Dr. Juan Pujol-Corrientes-como Maestra Normal.-  En 1967, se diploma como abogada en la Facultad de Derecho Ciencias Sociales y Políticas, de la Universidad
Nacional del Nordeste-Argentina.  Ejerce la Profesión en su ciudad natal y en Buenos Aires.   Se incorpora a la Cátedra Académica, en la misma Facultad que egresó desde l969,desempeñándose en esa actividad hasta 1994.  Desempeña funciones como Procurardor del Tesoro y Fiscal de Estado de la Provincia desde 1969/76.
Paralelamente y en forma amateurs, se dedica a la pintura y práctica de literatura,  produciendo principalmente en  los géneros literarios de poesía, ensayos y cuentos.  Además de integrar su actividad artística dedicándose, tambien a la fotografía paisajista.  Incursiona en el periodismo local, como articulista.  Realizó numerosos Talleres y Cursos en las disciplinas culturales que practica.  Algunos fuera del País, en México-Puerto Vallarta y Distrito Federal. Como así en Málaga-España.  Pudo enriquecer su temáticas culturales, con viajes realizados por varios países latinoamericanos y de Europa, como tambien lugares del Sur del Asia, como la India.

  

Logo3.jpg (1650 bytes)

Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario - Graffiti  

Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Premio Mecenas - Enlaces - Contáctenos

Ediciones Anteriores:
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario

Copyright © 2000/2004 cayomecenas.com - Todos los derechos reservados.