BLANCA VARELA

Marco Antonio Stucchi

A los 75 años esta poetisa peruana (Lima, 1925) fue colmada de honores: En el año 2001 por primera vez publican su obra completa (Galaxia-Gutenberg/Círculo de Lectores, Barcelona). En Santiago de Chile interrumpió su intervención durante el <<Encuentro Internacional de Poesía>> para asistir a la entrega del <<Premio de Poesía Octavio Paz 2001>>.

Considerada como poetisa de la Generación del 50, con inicios en el surrealismo y existencialismo su obra está ubicada dentro de la corriente post vanguardista. En sus poemas logra un equilibrio entre los dos mundos de la existencia humana , el exterior y el interior.

Su formación académica fue en la Universidad Mayor de San Marcos. Al contraer matrimonio en el año 1958 con el escultor y pintor Fernando de Szyszlo tuvo que viajar a Europa, vivió en París durante cinco años. Europa en general estaba cambiando Francia vivía una efervescencia con la independencia de Argelia, en el campo intelectual Breton, Marcuse, Sartre y Camus. En París conoció y alternó con Julio Cortázar, Octavio Paz, Jean-Paul Sartre, Simonne de Beauvoir, esta escritora francesa acababa de publicar su libro "El segundo sexo" con ella trataba sobre la situación y el papel que debía desempeñar la mujer en el mundo de los sesenta. Conoció y alternó con Andrè Bretòn, quien influyó grandemente en su futuro trabajo poético, y capturó su atención por la forma austera como vivía. Aprendió que el poeta tiene que hacer poesía, vivir con la poesía y desconfiar del éxito. De sus tertulias con Octavio Paz y Andrè Bretón captó que el poeta no puede esperar grandes cosas materiales con la poesía.

Otra de las características de la obra de Varela es el verso justo, sin floritura. Emplea la exactitud, sale a relucir su inicio surrealista, muestra desilusiones. Leamos parte de uno de sus poemas.

3

hoguera de silencios 
crepitar de lamentos 
por el camino de la carne 
Sangre en vilo 
se llega al mundo 
así alumbra lo blanco la tiniebla
así nace la interminable coda
así la mosca desova en el hilo de luz
la tierra gira
el ojo de Dios no se detiene
que haríamos, pregunto
Sin esta enorme oscuridad

Para muchos, con Blanca Varela estamos frente a la mejor poetisa latinoamericana actual. Su obra poética fue conocida solamente dentro de los círculos literarios del Perú; el reconocimiento internacional que merece su obra data de décadas muy recientes.

Su primer libro <<Ese puerto existe>> (1959) fue prologado por Octavio Paz. 41 años después, la autora es galardonada con <<Premio de Poesía Octavio Paz>>. La vida conduce al hombre de paradoja en paradoja.

Blanca Varela, trabajó como periodista, la publicación de sus obras la hizo con intervalos muy amplios. Durante años mantuvo la base surrealista, esta influencia origina sus constantes planteamientos sobre sensibilidad y razón, soledad y amor. En sus versos coloca racionalmente sus pasiones, las dimensiona matemáticamente sin que sobre o falte expresividad, influencia de Sártre.

Noviembre del año pasado fue memorable para mí. En el Centro Cultural de la Pontificia Universidad Católica-Lima, Giovanna Pollarolo (poetisa autora de "La ceremonia del adiós" y en el cine libretista de la película "Pantaleón y las Visitadoras") me presentó a la señora Blanca Varela, fueron diez minutos rápidos y cortantes, intercambios de saludos e impresiones. Minutos más tarde, en el paraninfo, la recientemente galardonada con <<Premio de Poesía Octavio Paz>> habló refiriéndose a << La poesía es la vida misma. Todas las situaciones de la gente, los dolores, las alegrías, la miseria. La poesía es una lucha con las palabras y con mis sentimientos >>

Ciudad Guayana, 14 de Octubre de 2002

 

Logo3.jpg (1650 bytes)
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores -  Misceláneas - Parvulario - Graffiti
Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos
Ediciones Anteriores 
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario
Copyright © 2000/2007  cayomecenas.com  - Todos los derechos reservados.