EL TAPADO

Antonio García Fuentes
Escritor y Filósofo

En diferentes ocasiones he escrito sobre la enseñanza y expuesto opiniones, el último artículo en el pasado mes de octubre y que titulé: “Educación y enseñanza... ¿hacia dónde vamos?”. El tema y afortunadamente, está latente y en las inquietudes de todas las personas que conscientes de la importancia de ello, no cejan y promueven iniciativas. La última que he podido oír, ha sido la realizada en radio (Cadena SER, domingo 7-9-03, en su mañana) y en la que intervinieron varias personas, cómo padres, maestros, periodistas, etc.; pero lo que más me impactó y conmigo a todos los intervinientes, fue lo que dijo un hombre (maestro – profesor) sintetizando con la palabra “el tapado”, el que fue reconocido como el peor enemigo de esa enseñanza y formación que todos los que pensamos... pretendemos; y en bien de la humanidad.

Pues bien, el tapado y del que nadie habla o se preocupa (o nos preocupamos bastante menos de lo que es necesario)... no es un ser humano, sino un conjunto de multitudinarios hechos que sí provocan y realizan los seres humanos, buscando el dinero que ello pueda reportarles e importándoles un bledo... todo lo demás.

En conjunto no es otra cosa que la brutal sociedad de consumo que hemos creado y que afecta grandemente a los niños y jóvenes, en grados enormemente preocupantes y ya peligrosos, por cuantas secuelas se derivan de ello y que llegan hasta el asesinato; veamos.

Muchos, muchísimos de esos escolares y que abarcan hasta las enseñanzas universitarias, van a la escuela con tal tipo de deformación y de hábitos o vicios ya tan arraigados en su ser, que difícilmente puede hacer ya nada el maestro o profesor (fueron más o menos las palabras del arriba citado y cuyo nombre lamento no recordar)... muchos de esos niños, irán a la escuela, con uniformes militares y con juegos en su mochila, de los muchos de violencia y destrucción con que habitualmente son entretenidos... incluso los propios padres (imprudentes temerarios) consienten y fomentan ello, pues mejor comprarle al niño uno de esos infernales artilugios dónde la destrucción y la muerte se les grava en lo más profundo del yo... que preocuparse de jugar con ellos o buscarles otro tipo de juegos o lecturas, que es de suponer... aún existen en el mercado. Pues los juegos (no lo olvidemos, ya que hasta los animales los emplean para formarse) son o debieran ser siempre, una especie de escuela sicológica, para que el niño aprenda desde la más tierna infancia, cosas que le sean de provecho y que luego con la adaptación de la edad y las necesidades, le son de suma utilidad en su época de adulto. De ahí que el cuento, el relato, la conseja, etc. sean verdaderas obras de arte para enseñar a vivir y convivir al ser humano y de ahí igualmente, la gran sabiduría de aquellos sabios filósofos y escritores... así cómo el propio acervo de la sabiduría del pueblo, la que en múltiples relatos anónimos, nos fue facilitada en épocas de niño (al menos así era en mi época y hace ya más de cincuenta años)... ¿qué se les está metiendo en la mente a toda esa masa de niños y jóvenes y de forma masiva pues siempre la tienen enfrente o a su alrededor?. Nadie vigila ni controla los denominado medios de comunicación social, en especial las televisiones... no existe auto-control en las propias empresas, las que debieran ser las verdaderas responsables y tener unos códigos marcados por ellos mismos... pues todos cuantos trabajan en esos medios... tienen familias y por tanto el atentado va contra ellos mismos... “están tirando piedras y bastante gordas... contra su propio tejado”. He mantenido durante 19 años un programa de radio y el lema en aquella emisora (que era el de toda la radio de entonces) era... “formar, informar y entretener”... todo ello cuidando las formas y el vocabulario para no escandalizar.

No me vale (espero que a muchos otros también) lo de la libertad de expresión... nadie va contra ella y yo menos, pues la necesito vitalmente... pero eso sí, una cosa es la libertad dentro de la ética, la estética y la inteligencia... y otra cosa es todo lo demás y con lo que llega “ese ya diluvio de fango y basura que desborda por todas las pantallas o foros denominados públicos y que ya ha deformado de forma gravísima a gran parte de toda la humanidad”. Pero es claro... cómo hay gran falta de esa ética, estética y más aún de inteligencia... ofrecen lo más fácil, lo más burdo, lo más soez, lo más violento, en definitiva... toda la basura que ha generado el ser humano a lo largo de los siglos e incluso que generará en el porvenir (se hacen programas de futuro) y con ello ganan inmensas cantidades de dinero. ¿para qué? 

Tristemente (dicen) que es lo que el público quiere o demanda... yo digo que nó, en absoluto... lo que ocurre es que en gran medida es lo que hay y sobre todo en TV y cibernética, cine y otros... o ves lo que te echan o cierras los aparatos... que es lo que solemos hacer los que al menos, pensamos un poco, los que tampoco compramos nada de esta basura; ojalá que el ejemplo cunda y “los basureros tengan que cerrar sus muladares”.

En el citado programa de radio, se habló de la conveniencia o no de la disciplina... yo opino que sí, que todo funciona sobre la base de una disciplina y un orden; y uniéndome al pensador ratifico su gran frase: “La disciplina es lo que consigue transformar la animalidad en humanidad” (KANK).

     

 

Logo3.jpg (1650 bytes)
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores -  Misceláneas - Parvulario - Graffiti
Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos
Ediciones Anteriores 
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario
Copyright © 2000/2007  cayomecenas.com  - Todos los derechos reservados.