MI PARQUE

Daniel Moya

Paseando
por este viejo parque de La Soledad
bajo las frías sombras
de estos ficus centenarios
entre las madreselvas
y las lilas marchitadas
no hay un banco libre.

Me invitan y no quiero
sentarme junto a nadie,
quiero sólo para mí
un banco
en este viejo parque de la soledad.

Hice méritos para ello, 
luché por él,
en ocasiones a ciegas,
otras a sabiendas,
desnortado y estúpido,
cegado el ojo derecho
mientras el izquierdo llora.

Me lo he ganado a la fuerza
lo quiero sólo para mí,
lo merezco, 
mi banco
en este viejo parque de la soledad.

Hay, al otro lado,
gentes que pasean amarradas
sin pensar siquiera
que en este parque
ya no hay para nadie
un banco libre.



SOLO POR VIVIR

Daniel Moya


No puedo, aunque quiera,
olvidar lo que quiero.
No quiero aunque pueda,
amar a quien quiero.

Amar y olvidar
lo que quiero.
Poder y querer
lo que amo.

Poder querer amar.
Querer amar y poder.

Ella y yo
mi yo
su mí

No puedo, aunque quiera,
vivir sin respirar.
No quiero, aunque pueda,
sobrevivir respirando.

Tirado sobre mi sombra
en el campo ahora gris
de las fresas silvestres
se me pierden los años
y me sobrevuelan
sobre el gran azul,
sus labios y sus sonrisas,
sus ojos y sus miradas,
con formas de nube
de algodón blanco y dulce.

Y aquí me quedo
respirando sin vivir
tumbado sobre la tierra, enterrado
con el vivo aliento
de que mi mañana, 
ese que imagino a diario,
venga a hacerme compañía
y descubramos ambos 
el hoy que no tenemos.

No he encontrado
entre los más bellos sueños que tuve
nada como su ahora
nada como ella.

Y respiro este ahora
sin esperar nada a cambio.

Sólo por vivir.

 

Logo3.jpg (1650 bytes)

Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario - Graffiti  

Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos

Ediciones Anteriores:
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario

Copyright © 2000/2007 cayomecenas.com - Todos los derechos reservados.