ENTREVISTA PERSONAL AL PINTOR 
OSCAR SANCHIS

LO SENCILLO LO HACE HERMOSO....

Por: Maite Mainé

 


La obra de OSCAR SANCHIS, (Mataró, Barcelona, 1964) se enmarca dentro de la tradición figurativa. Temáticamente, siente preferencia por el paisaje urbano, por las sencillas escenas placenteras que se producen a diario en las zonas de descanso de la ciudad. 

SANCHIS muestra su facilidad para el dibujo y su poder para captar y fijar la fugacidad de lo instantáneo.

Dueño de los recursos característicos del procedimiento de la pintura al agua, su trabajo destaca por la justeza en la organización plástica con la que compone las figuras, así como por la franqueza de su sentido de lo visual.

Oscar SANCHIS se muestra, en el trato directo, sencillo, expresivo, cordial. 

Me intereso por saber desde qué edad pinta o cuándo se interesó por el color?


- Creo que pinto casi desde que nací...- se ríe

¿Antecedentes artísticos familiares, acaso?

- Recuerdo que cuando yo era niño mi padre sí sentía afición por el Arte, e incluso un tío abuelo mío pintaba.

El primer lápiz de color en las manos... ¿qué sentiste ese día, lo recuerdas?

- Fue antes de los seis años, sí. Yo iba al parvulario y recuerdo que me llamó mucho la atención el dibujo que hizo una niña: representaba un chico con tejanos sobre un prado verde. Ese dibujo me quedó grabado en la mente y yo lo pinté muchísimas veces porque me gustaba mucho. Quizás fue ése el detonante.

¿Existen las tonalidades preferidas, a la hora de pintar? Imagino que un acuarelista tiene preferencia por tonos suaves... 

- Depende de la época. Sobre todo verdes, porque me gusta mucho pintar la Naturaleza. Pero también hay los violetas y muchos más colores. Y aunque habitualmente trabajo con acuarela, alguna que otra vez he hecho incursiones con el óleo y otros.

Cuéntame de tus comienzos. ¿Pintas habitualmente por encargo?

- Hace tiempo tuve un “marchand” en la calle Tallers, de Barcelona. Por aquella época, él casi me obligaba a pintar tema urbano, porque sus clientes era lo que le pedían, y fue entonces cuando descubrí que me gustaba toda la gama de violetas, que abundan en el paisaje urbano.

Yo había empezado con temas naturales y cuando empecé a trabajar con mi “marchand” me abrí al tema urbano y a la gente (yo era por aquel entonces mucho más tímido...) y pintar en la calle, hablar con la gente –incluso trabajar con la gente-, me hizo superar esa ligera timidez y el temor a ser criticado. Y también me obligó a hacerlo cada vez mejor.

Sé que tienes obras expuestas más allá de nuestras fronteras...

- En efecto. Cuando se murió mi “marchand” viajé a México y tuve allí expuestas varias de mis obras y también en EE.UU. Concretamente en San Antonio (Texas) hubo obra mía. Actualmente, en Miami, en la Iglesia del Corpus Christy. Se trata de un Via Crucis compuesto de 14 grandes pinturas.

¿Temas preferidos?

- Pinto todo tipo de temas. El pasado verano me hicieron un encargo de la Vall de Boí y entré de nuevo en contacto con la Naturaleza. Fue como recordar las viejas raíces. He estado trabajando mucho en el exterior, en vivo.

Me resulta mucho más rico trabajar al natural. Mucho más rico y con mucha más información.

Si tengo ganas de expresar, directamente ataco, porque he pensado ya el tema de antemano y quiero ver el resultado enseguida. Cuando es un encargo, lo estudio mucho, hago fotos y lo realizo in situ.

Tus obras parecen de gran formato.

- Casi siempre lo son. Acuarelas y en gran formato.

¿A quién admiras, dentro de la Pintura?

- A Manel Plana, acuarelista actual, pero me gusta muchísimo Sargent.

¿Es dura la lucha para llegar a ser considerado un buen pintor, o ése es un privilegio de unos pocos?

- Hay unos cuantos personajes que se llevan todo el pastel...

Entonces... ¿puede decirse que la pintura es política también?

- Sí, claro que se puede decir. Cualquier persona y cualquier actividad tiene muchas lecturas y un artista, quizás conscientemente o a veces no tan conscientemente, ayuda a una ideología que va inherente a cualquier actividad humana, incluso a cualquier pensamiento religioso.

El artista es una forma de expresión y expresas tu propia persona. Incluso te puedes definir, política o religiosamente, con tus propios pensamientos.

¿Es así cómo te muestras a través de tus obras?

- Pienso que con mi pintura –siempre que puedo, como decía, al natural- puedo distinguir dos momentos: Lo que sería más bien una obra contemplativa –que es la que se hace al natural y sumergido en ella, buscando el aislamiento-. Este sería el ámbito más místico o religioso de la pintura, sin que el tema tenga que ser religioso pero sí un estado más de simbiosis y de encuentro con uno mismo. Sería una pintura más vivencial, que me serviría para encontrar este estado de ánimo.

Y luego, existe la otra pintura...

- La otra pintura, sí, es aquella en la que hablo con la gente y me sirve para exteriorizarme, pintar el ambiente urbano y ahí hay una relación mucho más profunda con la gente. El ambiente urbano te da un exceso de información increíble. Te basas más en la espontaneidad y en el cúmulo de vivencias que sientes.

Conforme nos adentrábamos en la entrevista, Oscar SANCHIS ponía más énfasis y apasionamiento en cada una de sus frases. Lo que me hizo pensar que, evidentemente, el pintar en ambiente urbano había desarrollado en él, como pintor y como ser humano, un potencial enorme.

Ver la obra del artista

 

 

Logo3.jpg (1650 bytes)
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores -  Misceláneas - Parvulario - Graffiti
Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos
Ediciones Anteriores 
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario
Copyright © 2000/2007  cayomecenas.com  - Todos los derechos reservados.