AQUI NO TERMINA MI CASA

Ricardo A. Kleine Samson

Bueno, aquí empieza mi casa.   Este es un ombu y aquellos dos también. Este y este son hembras y este es macho. Los pájaros, las abejas y el viento les fecundan las flores.  Sus raíces están levantando la vereda, pero voy a sacar la vereda y voy a poner cesped.   ¡Que más lindo que caminar sobre el cesped!  Este es un banco, lo hice con una tabla de algarrobo y lo usamos con Patricia para tomar mate mientras las chicas andan en bici, también vienen los vecinos y nos juntamos a charlar.   A la noche me siento con un vasito de vino y,  ¿sabe?  descubrí que le cielo y el vino tienen el mismo color, son casi iguales.   Ahora entiendo porque me emborracho cuando miro el cielo…  Aquellos son 9 pinos Austríaca y estas Thujas Reingold, son 6.   Subí el cesped hasta el borde de la ventana de los dormitorios y desde adentro parece que uno estuviera en la cordillera.   No se imagina lo lindo que queda.  Pero venga, pase, este es el living comedor, es grande, es que somos muchos.   Por acá vamos al parque, acompáñeme, se lo muestro…  Estos son tres fresnos europeos y aquellos cuatro fresnos dorados.   Estos son preciosos, florecen en invierno, se llaman prunus mumme. Este es un manzanito y este un peral, son ornamentales, dan frutitos así de chiquitos. Este es otro ombu, esta grande, mire que tronco, lo sembré unos meses antes de que naciera Carolina, así que tiene casi 15 años, las nenas lo usan para comunicarse con las hijas de nuestros vecinos.  Este es el crategus oxiacanta en que las calandrias hacen su nido cada primavera…  Este es un lugar medio extraño, se llama "rincón de las aspiraciones".   Durante millones de años la gente viene aquí a dejar sus aspiraciones, sus deseos o esperanzas, vienen de todos lados, inclusive pueblos enteros han venido. Viene una persona, una familia o una pareja con una aspiración y la deja acá o viene todo un país y también deja sus aspiraciones.  Lo curioso es que desde hace un tiempo, y no sé porque, han empezado a venir a buscarlas, vienen y retiran sus aspiraciones.  Se las llevan.  Se me ocurre que ya no confían en el destino, es como que quieren lograrlo cada uno por su cuenta, como que la gente empieza a confiar en sí mismo,  algo así me parece que esta pasando.  Por eso le digo, es un lugar extraño, pero bueno aquí esta desde hace millones de años.  Sigamos, este es un bosque de abedules, hay 27, los plante yo mismo, bueno todos los plante yo mismo… y estos que están acá contra el alambrado son cipreses de cerco… ¡No!  No, acá no termina mi casa, acá empieza el universo…

Neuquen, 17 de septiembre de 2002

Logo3.jpg (1650 bytes)

Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario - Graffiti  

Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos

Ediciones Anteriores:
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario

Copyright © 2000/2007 cayomecenas.com - Todos los derechos reservados.