LOS NOMBRES DE PERSONA

Ricardo Accurso

Los nombres personales son en su origen palabras comunes (sustantivos, adjetivos o expresiones compuestas) que se asignaban a las personas para distinguirlas y caracterizarlas.   Estos nombres pueden designar, básicamente,  cualidades, oficio o un destino deseado para el recién nacido. 

Entre los pueblos primitivos era común emplear nombres de plantas o animales para designar a los hombres. Esta práctica podía ser de origen comparativo (es decir, se descubría una cierta similitud entre tal animal o planta y un hombre dado) o tener su origen en creencias totémicas (o sea, se creía que determinada tribu o familia descendía de tal o cual animal, o del espíritu que moraba en él).

Los nombres utilizados por los diversos pueblos nos ayudan a entender mejor sus culturas, sus formas de vida y creencias. Por ejemplo, la alta proporción de nombres relacionados con la guerra entre los germanos nos hablan de la importancia que tenían los valores guerreros entre los mismos.

Los sucesivos y cada vez ms amplios contactos entre pueblos se reflejan en los nombres de personas que llevamos. En cada uno de ellos estn las huellas de la historia universal, de las grandes migraciones, de los intercambios culturales y de las guerras que han jalonado nuestro pasado. Así, develar nuestros nombres es aprender algo de la historia de la humanidad que nos ha hecho ser lo que somos.

Los nombres más abundantes entre los occidentales son de origen griego, romano, germánico, céltico y hebreo.

Algunos nombres hebreos

Muchos nombres hebreos o arameos (lenguas semitas, como el árabe, el acadio o babilonio y el fenicio) nos llegaron a través del cristianismo, que surgió en Palestina. Entre estos nombres abundan los de índole religiosa, por ejemplo los que incluyen el término el, que significa Dios. he aquí algunos de ellos :

* Daniel : juicio de Dios.
* Isabel : juramento de Dios.
* Gabriel : fuerza de Dios.
* Emanuel : Dios (est) con nosotros.
* Juan : (el hijo) lleno de gracia (divina), regalo de Jehová.
* David : el bien amado.
* Simón : el oído por Dios.
* Salomón : designaba al niño que se suponía iba a ser un hombre pacífico.
* Bernabé : significa hijo de la consolación y se denominaba así a los niños que llegaban tras muchos años de     esterilidad o luego de varias hijas.
* Ana : la llena de gracia (divina), la donada (dotada de dones) por Jehová. 
* Esther : estrella.
* Magdalena : la de Magdala (lugar de Siria). Magdala también designa en hebreo a la torre, de ahí traducciones  de Magdalena como magnífica o poderosa.
* Marta : la señora, femenino de mar (que significa señor en arameo).
* Noemí : consolación.
* Sara : princesa.
* Susana : azucena o flor brillante.


 

Logo3.jpg (1650 bytes)
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores -  Misceláneas - Parvulario - Graffiti
Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos
Ediciones Anteriores 
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario
Copyright © 2000/2007  cayomecenas.com  - Todos los derechos reservados.