LA MUSICA NOS ACERCA AL RECUERDO

Maite Mainé

 

No hay nada que nos acerque tanto al recuerdo como la música. 

¿A quién no le ha sucedido alguna vez que, al escuchar una obra musical parece como si las imágenes se le agolparan en el pensamiento, sintiéndose transportado a lugares remotos siguiendo las notas de la partitura? 

Una música triste puede sugerirnos paisajes o escenas melancólicas, repletas de soledad; en tanto que unas notas profundas evocan en nosotros el fuerte oleaje del mar o unas fugas de corchea nos impresionan como si el rumor del viento rugiera en nuestro oído. 

Pero también la música va asociada a momentos felices  –o infelices-  de nuestra vida.   En rápido movimiento van pasando por nuestra memoria momentos que nos acercan al recuerdo,   a personas y a situaciones.

Aun dentro de nuestro mundo mecanizado y a veces,   incluso hostil,   en el que parece que la técnica desplace al sentimiento,   éste sigue siempre latente  –afortunadamente-   en el corazón del hombre ,   haciendo acto de presencia cuando algún acontecimiento hace vibrar las cuerdas de nuestro ser más íntimo.

Para según qué tipo de música es casi imprescindible tener ciertos conocimientos musicales, pero lo que sí es cierto es que para apreciar una melodía o una sinfonía, éstos nada tienen que ver.

¿Quién no se ha entusiasmado con las “fugas” de Bach o en las “sonatas” y “sinfonías” de Mozart? Y Beethoven, eterno Beethoven, con su “Sexta sinfonía”... ¿Y la fuerza de la música de Wagner? Manuel de Falla y su “Amor brujo”, rotundo, potente. O Albéniz y su “Suite española”...

Dicen que no hay nada mejor que escuchar “Las cuatro estaciones”, de Vivaldi para luchar contra el stress. Esta es, justamente, una de las obras preferidas de nuestro cantautor Juan Manuel Serrat.

El músico, al igual que el escritor, cuando trabaja bajo un estado de ánimo alegre se refleja en sus obras. Una pieza musical nos habla de la alegría de su autor, de su satisfacción o incluso de su tristeza o desesperación.

"Yo amo la pequeñas cosas y puedo y quiero hacer solo la música de las pequeñas cosas". Giacomo Puccini

¡Qué hermosa frase en labios de un grande de la música clásica!

Recuerdo –nunca lo olvidaré- el día que vi por televisión la biografía entera del violinista del siglo: Yehudi Menuhim, cuyas interpretaciones tanto admiraba y admiro. Me quedé atrapada en la fascinación de ese mago del violín, con esa vida tan intensa pero tan hermosa. Tenía que entrevistarle, conocerle, verle de cerca... Pero llegué tarde a la cita, porque el grande entre los grandes falleció días antes. Pero me quedó una frase suya en la memoria:

“Estoy seguro de que la buena música alarga la vida”.  Yehudy Menuhim.

Hay cierto tipo de música –la música descriptiva- que nos seduce y nos transporta a lugares en los que el compositor pareció recrearse.

En Valldemosa (Mallorca) la casa en donde Chopin vivió sus amores al lado de Georges Sand, se respira un aire mágico, envolvente. Es... como si nos fuese dado ver con los ojos del alma las escenas que allí vivió el genio de la música. En su jardín, entrecerrando los ojos, mientras el sol del atardecer cosquillea nuestros párpados, podemos visualizar en uno de los bancos, a los dos amantes, mientras un profundo olor a madreselva penetra en nuestros sentidos.

Realmente, creo que nada hay tan cercano a nuestra alma y al recuerdo como la música. Y eso sucede no tan sólo con la música clásica sino con cualquier otro tipo de música que, por uno u otro motivo haya quedado conservada en el archivo de nuestra memoria.

A nivel personal puedo afirmar que mi vida está muy ligada a la música –a todo tipo de música, a condición de que sea buena-. No concibo la vida sin música. Es como la sal y pimienta de nuestra vida, alimento para nuestro espíritu y alegría para nuestro corazón. ¿Qué sería de nosotros, simples mortales, si la música no existiera? Me gustan los pueblos que cantan, porque considero que un pueblo que canta, es un pueblo feliz...




 

Logo3.jpg (1650 bytes)
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores -  Misceláneas - Parvulario - Graffiti
Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos
Ediciones Anteriores 
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario
Copyright © 2000/2007  cayomecenas.com  - Todos los derechos reservados.