BLANCO

Ricardo Accurso

 

Este color es el producto de la combinación ordenada de todos los colores del espectro solar. Su origen se halla en la palabra germánica blank, que significa brillante. Su raíz indoeuropea es bhel : brillar, quemar.  Llama, del latín flamma, también deriva de esa raíz. 

Blanco aparece asociado con diversos significados.  Ante todo se utiliza para referirse al color de piel de la raza europea y a esta raza en general.  Sus sinónimos son ario, occidental, indoeuropeo, indogermánico.   Entre otros sentidos también figuran los siguientes : 1) objeto al que se dispara y, en un sentido más amplio, finalidad de nuestros deseos o acciones, 2) hueco entre dos cosas, 3) espacio sin llenar en los escritos. 

Blanco aparece frecuentemente en los topónimos.  Tenemos, así, Mont Blanc (la montaña más alta de los Alpes, cubierta por unos 100 kms.2 de glaciares), Belgrado (Beograd en serbio : "ciudad blanca"), Bielorrusia (Rusia Blanca), Casablanca (ciudad y puerto de Marruecos sobre el Océano Atlántico, traducción del árabe Dar-el-Beida). 

El nombre femenino Blanca (Blanche en francés y Bianca en italiano) es el femenino de blanco y lo asociamos inmediatamente con el famoso personaje de los cuentos infantiles Blanca Nieves. 

Flamenco, en su sentido de ave zancuda, también provendría de la raíz indoeuropea bhel ya señalada. Derivaría del provenzal u occitano flamenc (rojo como una llama, llameante), formado a partir del latín flamma

El antónimo de blanco es negro, que en inglés es black. Ahora bien, parece ser que blanco y black tienen un mismo origen. Black deriva del anglosajón blaec, el cual participa de la misma raíz indoeuropea que el antiguo alto alemán blah (negro), el latín flagrare (quemar) y el griego phlegein. Esa raíz alude al fuego que, si bien, brilla (de ahí su relación con blanco) también quema y termina extinguiéndose (lo cual se asocia con lo negro). 

Por último, cabe acotar que en euskera (vasco) blanco se dice zuri y se lo asocia con el optimismo mientras que al color negro se lo relaciona con el pesimismo.  Esta conotación negativa del color negro también aparece en las lenguas indoeuropeas.  Así, por ejemplo, en latín tenemos ater para designar lo negro y oscuro, extendiéndose su significado para hacer referencia a lo sombrío, triste, aciago, cruel y pérfido. Atrox (del cual proviene el castellano atroz) participa de la misma raíz, significando cruel, horrible, peligroso, feroz, duro, inflexible, implacable, violento. 

 

Logo3.jpg (1650 bytes)
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores -  Misceláneas - Parvulario - Graffiti
Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos
Ediciones Anteriores 
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario
Copyright © 2000/2007  cayomecenas.com  - Todos los derechos reservados.