SONETOS

Victoria Pereira (LIA)


EL DESAPARECIDO

Ya no me quieres, tampoco te quiero,
entre los dos existirá el olvido;
no creces para mi, por fin te has ido,
murió el dolor de tu cariño fiero.

Vivir sin tu temblor ahora prefiero,
sin ansias que en mi pecho eran quejido;
último eres, el desaparecido;
la verdad es, que no fuiste el primero.

Las llagas pasadas no me devoran,
desaparece el dolor que me golpea
cuando risas en mi alma otra vez moran.

En la vida que de pronto me rodea,
mañanas y tardes me enamoran;
amortaja tu recuerdo la marea.

MIRANDO AL TECHO

Durante el sueño se produce un diálogo
en la vigilia de mi espacio, estrecho;
angustia que está oculta sobre el pecho,
como la muerte, -un sentimiento análogo-.

Ojos azules miran sólo el techo
y se acerca el recuerdo; es desahogo
cuando lo estudio y miro y lo interrogo,
cortando el sueño al fin, que está deshecho.

No me importa que el sueño se despida
y mis ojos recobran la cordura;
quiere dormir mi carne estremecida.

No me importa que vuele la amargura,
sobre el camino en vuelta hacia la vida.
Por fin cierro mi puerta a la locura.



 

Logo3.jpg (1650 bytes)

Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario - Graffiti  

Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos

Ediciones Anteriores:
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario

Copyright © 2000/2007 cayomecenas.com - Todos los derechos reservados.