ENTREVISTA  A LA PINTORA CRISTINA MANGANIELLO

Por:  Susana Weingast

Esta ciber-entrevista fue realizada vía e-mail en el mes de Enero de 2002, por la artista plástica Susana Weingast (SW) a la artista plástica Cristina Manganiello (CM) que nació y vive en Argentina

SW - ¿Cómo se inicio en el Arte?
CM - Mi padre dibujaba y pintaba, mi madre escribe. Mi padre un día cuando yo tendría 10 años, al ver un dibujo mío de una maceta que no tenía volumen, me hizo descubrir, mostrándome en un vaso, de esos "Martona", que según de donde lo veíamos, cambiaba su forma y veíamos que tenía espesor. Luego me lo dibujó en pocas líneas al vaso, e inteligentemente me planteo que volviera a dibujar la maceta como se veía...nunca mas se borró de mi cerebro aquel vaso, sigue brillando espectacularmente...

SW - ¿A quiénes considera sus Maestros?
CM - Obviamente, por lo antedicho, primero mi padre. Luego al ingresar a la facultad de bellas artes, los planteos de Hector Cartier, y Cesar Lopez Osornio en Visión, me llevaron a ver muestras de arte. Entre ellas, solía ir a la "Galería del Asterisco", cuyo dueño era Saul Yurkievich, que desde ya hace mucho tiempo, es profesor en la Sorbona, en Francia.   En la galería del asterisco, converse con Nelson Blanco varias veces. Nelson Blanco murió en Francia hace dos años, donde desarrolló la mayor parte de su obra pictórica.  El me dio una de las lecciones mas hermosas..."para pintar bien, hay que pintar algo que uno quiera mucho, que uno ame..."

SW - ¿Algún profesor más?

CM - Simultáneamente, fui alumna de Guillermo Martinez Solimán, un paisajista cuya imagen se desarrollaba entre el impresionismo y el expresionismo, y que con su modelo de dedicación, me hizo amar el oficio.
Tambien recibí algunas excelentes clases de historia del arte, de Saul Yurkievich, era una maravilla escucharlo relacionar todas las artes con su eje de pensamiento filosófico.  Luego Naum Goijman, me hizo valorar mis dibujos, ya avanzada mi carrera, y mi personalidad creativa. En fin... siempre se aprende algo de alguien, de semiótica fundamentalmente de García Canclini de muy jóven, y luego de Juan Magariños de Morentín y de Claudia Miranda. No querría que al hacer estos nombres quedaran fuera todos aquellos que ahora no me vienen a la cabeza, y que sin duda marcaron mi imagen.

SW - ¿Qué Maestros de la Historia del Arte le impactan?
CM -Los ojos que pintó Van Gogh en su autorretrato que esta en Orsay, Rafael en sus murales del Vaticano, que te hacen decir "Dios mio!", y de los argentinos, sin ninguna duda, muchas de las obras de Noe, Gorriarena, Lacamera, Tibon de Libian, Fader, la serie de los Soles de la Pampa de Lopez Osornio, y ocurre lo mismo... no quiero olvidarme de nadie, y seguramente me olvido de muchos que me han hecho exclamar ¡Dios mío! de la misma manera.

SW - Ud. es profesora y se dedica a investigar color y participar en congresos sobre el tema, cuente algo de eso.?
CM - Soy profesora, si, en mi ciudad es muy difícil vivir de la pintura, no hay mercado y solo algunos pocos diletantes del arte. Además durante ya 33 años, enseñar las cosas que amaba me ha resultado muy bueno. Una forma de compartir lo que a mí me hacía feliz. 
De todo ello, lo fundamental es el color, el cual investigué e investigo dentro y fuera de la universidad, según los vaivenes de la Argentina, desde que tenía 20 años. 
Como tal, dirijo en este momento un proyecto de investigación en el área del color y la comunicación visiva en la Universidad Nacional de La Plata, y los frutos de esa tarea son los que he presentado a congresos de color y de semiótica en los últimos 10 años, También asesoro a arquitectos y decoradores sobre el tema y dicto conferencias y clínicas sobre color donde me invitan a hacerlo. Lo hago realmente con gusto. Integrando por ser del topic, el GAC, Grupo Argentino del Color.

SW - ¿Cómo considera que influye en su Obra, el conocer tanto en cuanto a la semiótica del color?
CM - Lo que podían influenciar mis estudios teóricos en mi obra, era algo que no me había puesto a pensar, hasta que en un curso de postgrado que realicé con el Profesor Juan Magariños, me planteo que trabajara sobre una obra mía. Me daba vergüenza, me parecía que era como "creérmela" demasiado... pero ahora, en el próximo congreso del color del GAC, en setiembre de 2002, en Rosario, Argentina, presentaré un trabajo donde enfrentaré el hacedor y el interpretante en mi obra con respecto al color y, por supuesto, bajo una mirada semiótica. Espero que sea un aporte de interés, por la metodología y por el doble enfrentamiento con la obra

SW - ¿Qué siente antes de comenzar una pintura, ante la tela en blanco?
CM - Menuda pregunta, Susana... Primero veo eso, una tela en blanco, y me incomoda... Luego me concentro en su centro, cobra profundidad, se abre... y vaya saber de donde se conmociona y me dicta lo que debe vivir allí... Ella manda, yo no soy nadie. O apenas un mero instrumento, en ese primer momento...

SW - ¿Cree en la inspiración, o maneja intelectualmente la obra?
CM- Te cuento que a la primera parte ya creo haberte contestado, no llamaría a mi enfrentamiento con la imagen inspiración, pero no sabría como llamarlo. 
Luego, si aparece mi intelectualidad, para ajustar lo que mi pintura me dice y quiero que se vea... allí aparece el lenguaje de la imagen, la semiótica visiva y el oficio, el cual debe ser bueno, para que la obra no pierda calidad.

SW- ¿Ud. cree que su obra llama más la atención del espectador por la técnica o por la imagen?
CM - En mi caso, creo que la imagen. La técnica es mas o menos tradicional para el siglo en que nací. Es decir, no es clásica, pero tampoco es un oficio mas allá de los elementos pictóricos al alcance de todos, acrílicos, ceras, pasteles, lápices de color, collage, acetato de polivinilo, fotografías e impresos por diversos medios, incluso mi impresora a chorro de tinta, debidamente aplicados y protegidos para que no se degraden, en materia y apariencia.

SW- Cuente una anécdota dentro de su carrera artística.
CM - Es un poco extraña, fue cuando mandé una obra a un salón en el Palais de Glace, se incendió el edificio, y con él un borde y parte del frente de mi pintura.
Luego de rescatada, pinté sin arreglar el bastidor, una visión de mi país en ese momento que titulé "Apocalipsis", lo quemado me vino bien, y la obra gusto mucho. En la retrospectiva que haré en junio en el MUMART, el Museo de Arte Municipal de La Plata, mi ciudad, estará presente, pues es una obra de la que no me desprendo. Tiene ya casi 20 años.
Y como esta es tu última pregunta, Susana, quiero agradecerte públicamente este tiempo que me dedicas .

Copyright 2002 – Susana Weingast – Todos los derechos reservados. Permitida su reproducción parcial o total, sólo con el nombre de su autora y su correspondiente aviso a la misma.

Ver la obra de la artista

 

 

Logo3.jpg (1650 bytes)
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores -  Misceláneas - Parvulario - Graffiti
Villa Sabina - Gacetilla - Libro de Visitas - Concursos y Eventos - Enlaces - Contáctenos
Ediciones Anteriores 
Artesanos - Escritores - Escultores - Fotógrafos - Pintores - Misceláneas - Parvulario
Copyright © 2000/2007  cayomecenas.com  - Todos los derechos reservados.